Wednesday, January 11, 2012

Sobre una exhibición de Aldo Cardoso en Barcelona


Claudio Ferrufino-Coqueugniot

Estamos ante un universo. El montaje de Aldo Cardoso no necesita palabras para explicarse. Un grupo de piedras en onda expansiva, y paneles de fotografías con manos arrojándolas alrededor, detallan la historia de la humanidad.

El artista juega con la imagen de tiempo/espacio. Si fuese agua lo que está en el centro de la sala, la idea pecaría de obvia, con la salvedad de que las ondas formadas por las rocas tendrían que contarse por decenas, y su imagen entrechocándose mostraría un borroso panorama, por no decir caótico.

Hay paz, no exenta de movimiento. Tal vez la idea radique en que a través del tiempo el ser humano y sus protestas, materializadas en tirar una piedra, van formando una acumulación de círculos, nacidos todos del acto original, que se solidifican como rocas en la memoria colectiva. Es la idea del aprendizaje, a la vez que del logro. El proceso venido de la protesta, de la contestación, como materia creadora no únicamente de cambio instantáneo sino también de historia.

Poderosa reflexión la que nos hace Cardoso. Asunto arduo de explicar en palabras y muy objetivo en el armazón donde confluyen tacto y visión, forma e imagen, rebeldía y construcción.
mayo, 2011

_____
Imagen: Fotografía de Aldo Cardoso. Exhibición Les Pedres, Barcelona, 2011

No comments:

Post a Comment