Tuesday, December 17, 2013

Maravillados/MIRANDO DE ABAJO


Claudio Ferrufino-Coqueugniot

Un amigo español me envía la noticia de cómo miembros del Partido de la Izquierda Europea, algo así que ni importa, habían quedado alelados ante la retórica del vicepresidente de Bolivia. Luego transcribía algunas oraciones del afamado discurso que no pasa de ser pantomima de teoría revolucionaria.

Lugares comunes, frases inexplicables, conceptos extensos, por tanto difusos, y sigue la retahíla de cuán poco cuesta en este mundo de imbéciles encandilar. De entrada habla del “pueblo europeo”. Tamaña tontería ya descarta la seriedad. ¿Qué es el pueblo europeo? Tal vez la izquierda, hábil manipuladora de palabras y circunstancias, pueda explicarlo. Mete en el saco a los alemanes de Saratov, Rusia, como a los gitanos irlandeses. A los hoscos polacos de Silesia y a los truhanes de Salónica. Pero, en esta carrera de la izquierda mundial de hacerse con posición y poder, cueste lo que cueste, que ha eso se ha reducido la dictadura del proletariado -no acepto dictadura de nadie y me abstengo de lástima por riquillos y pobrecillos-, cualquier cosa es válida y la verborrea se alaba como ciencia.

Finalmente la revolución boliviana es un éxito. Se deduce que de ella, y de las otras, dígase Kirchner, Correa, Castro, Ortega, Maduro, se obtiene la lección de que la opulencia no había sido tan mala, ni el dinero ni el capital ni las coronas. El fin justifica los medios, entre ellos el de discursear de algo en lo que no se cree con ánimo de lucrar sin descanso ni sosiego. ¿O dónde creen que terminará, ahora diputada en Chile, la princesita Camila Vallejos? ¿En un cuchitril proletario? Las pinzas, ya abrió su camino al estrellato. Lo mejor de este nuevo panorama está en lograrlo sin trabajo, sin manos callosas ni iniciativa, solo tomarlo como botín de democracia.

La cocaína, que ha reemplazado a la religión como el opio de los pueblos, léase OPIO, según dijo el barbado de Tréveris, sirve para esta gente como instrumento de poder. La base de la insurgencia actual, contrainsurgencia en realidad, latinoamericana se sustenta en ella. No es el único medio, claro, aunque con la cantidad de dinero potencial que se maneja en el tráfico bien podría serlo. Es el poder paralelo, y detrás se esconden el gran capital y las sucias finanzas; es decir que las cojudas concepciones garcilineristas no sirven para nada. Hablamos de gobiernos serviles al dinero, las multinacionales, a la riqueza extraordinaria e insultante. Y al peor elemento que se puede tener hacia las multitudes: desdén por su inteligencia, apatía por sus cualidades y capacidades. A machacar, y eso es lo que hacen, para hacer tabla rasa con quienes piensen, innoven o creen. “Proletalizar”, entendiéndose eso como mantener en vilo y pedigüeños a todos por igual. A esa “revolución” hay que derribarla, y hacerlo con sus mismas armas, por cualquier medio.

Sin cambiar de tema, revoloteando sobre lo mismo, me pregunté por qué el Apu no fue a Sudáfrica al entierro de Mandela. Porque allí no podría brillar, y porque no le iban a dar espacio de medrar con la memoria del gran hombre. Para hablar sandeces tiene muchos estrados, el europeo entre ellos, y de seguro que en Sudáfrica le negaron el discurso. Ya con ocasión del mundial de fútbol fue con la intención de dar la patada inicial, y tal vez algún cobarde rodillazo. Resulta que ni de pasapelotas lo pusieron, y se lo vio rodeado de abrigados aymaras en la tribuna regular tomando cerveza. No se lo perdonó a Mandela, y menos que el africano fuera grande en serio y no invento de gringos y oenegés como ël.

Que se maravillen del uno y del otro, del paraíso de Eva y de la hoja, que en algún momento se tendrá que reinventar la izquierda si se quiere una discusión plural.
16/12/13

_____
Publicado en El Día (Santa Cruz de la Sierra), 17/12/22013

Imagen: Bansky/Virgen tóxica

4 comments:

  1. No deja d causar azoro y mucha pena, la aún vigorosa fascinación mundial con los bufones principales del sainete katari-socialista... Bien patrocinada, es obvio. Pero ahí siguen los "izquierdistas" del mundo, confirmando su vil naturaleza, ovacionando y doctorando incansables a éste par d cómicos payasos. Y coincido plenamente con lo expuesto acerca d la igualmente anodina princesita chilena.. El verdadero cambio, si ha de venir, no será d la vacía y predecible cháchara juvenil pseudorevolucionaria q tanto encandila a multitudes d ingénuos borregos. A la arribista Vallejos, la consumió nomás el pueril gozo del poder político-partidario. Y no nos mintamos, ese era su único objetivo, claro. "Multiplicarse y gozar", a cualquier precio es la consigna innata. Algo variable en cada pellejo. Pero, eso lo dictan los genes, cariotipos e instintos maternales.. Y peor en el caso Camila: en los privilegios (aunque universitarios) se pierden siempre los compromisos y valores (y eso si alguna vez los hubo). No sé si valga la pena reinventar -resucitar- un engendro putrefacto ya d nacimiento, estimado Claudio. No es fisológica ni moralmente aconsejable. Al pus se lo desecha, sin ofrecer segundas oportunidades. Mejor d cero: Partidos y políticos; parásitos descarados y solapados..todos deben desecharse y dar paso a una novísima forma de gobierno sectorial (como ya por otros mejor planteado), micro primero, y sin lumbreras vitalicias ni irremplazables. Los detalles, todavía no importan. Urge antes una rigurosa desinfección y exéresis de lo q está putrefacto. Solo así, puede surgir un tejido nuevo. Mera utopía, en estas, aún, tristes condiciones d felices mendigos e ignorancia infinita. Saludos cordiales!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Miramos, como en La lección de anatomía, de Rembrandt el cuerpo desviscerado de la izquierda mundial. Le añadiría alrededor del occiso moscones negros y peludos que son los actuales parásitos "socialistas" de Amércia Latina, Africa, y el resto. Tienes razón, luego de estudiarlo, diseccionarlo, hay que tirar este cuerpo a la basura porque ya no sirve, ni siquiera como pieza de museo. Inventar otros paradigmas y desechar para siempre el mesianismo primario del que se han dorado los imbéciles de hoy. Siempre atento al filoso bisturí que ajustas para mostrar los carcomidos tejidos de esta lacra social.

      Delete
  2. “Tienen que hablar de lo que pasa en Argentina, de lo que pasa en Venezuela o Brasil, de lo que pasa en Chile, donde hay una joven y hermosa líder, que está conduciendo a esos jóvenes en una gran revuelta, todos estamos enamorados de ella” dijo en una ocasión el muy macho vicepresidente del estado plurimamarracho. Ciertamente causa estupefacción leer cuanto artículo en que supuestos académicos e intelectuales europeos se rinden a los pies del cacique y su labor pintoresca de redención de los más pobres y demás paparruchas que suelen repetir hasta el hartazgo. Estamos fregados porque la fábula va para largo. Como siempre los comentarios de Achille no tienen desperdicio. Un saludo.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Parte de folklore de esta gente, José, que sigue creyendo en María virgen, aunque sea comunista, o diga serlo, según el caso de la princesita. Los europeos desean lavarse las manos de antiguas culpas, y creen que lo mejor es haciendo experimentos sociales con los pobrecitos. El espíritu de Mengele con tintes de izquierda. Nada más. Que si da para largo... así parece, pero no pierdo el optimismo, sabiendo incluso que ene l futuro quizá nos adentremos en otra pesadilla. Saludos.

      Delete