Saturday, November 14, 2009

Las voces de los ángeles/MINIATURAS


"Canciones de éxtasis" de Gautier de Coincy (c.1177-1236)
acerca el mundo medieval. Este tipo de música, diverso de acuerdo a la región geográfica, compacto según el origen mayormente religioso de sus temas, ha sido de mis favoritos.
Un gusto que me liga entre infinidad de asuntos al hermoso
Distrito de Columbia pero que no me relaciona en absoluto
con la resaca sagrada como podría preverse.
Gautier de Coincy fue un monje que tuvo como notable
característica convertirse en albacea voluntario de cierta
tradición poética y musical de su tiempo. Sus "Miracles de
Nostre Dame", colección narrativa de 30000 líneas,
alternadas por poemas-canciones y, según él, rescatadas de
manuscritos latinos, enriquece el conocimiento moderno de la
literatura oral de entonces, la polifonía, la tenue línea
divisoria entre la música secular y la sacra, aspectos ambos
de que Gautier dispone en su propia autoría. Sus canciones
de éxtasis como se presentan al público actual tienen la
tersura de un matinal paseo por la campiña francesa, plena
de aires populares, y, en otros (aires), sin necesaria
reconvención mas sí recogimiento, se hacen penumbrales, a
ratos sombrías, nunca torvas. Se supone que son las voces
de los ángeles, fenómeno que más de uno entonces juraba
escuchar.
Heinrich Seuse, el Bendito, místico algo posterior a Gautier
remarcaba sus encuentros con tales seres maravillosos.
Cielo e infierno no eran sino vaporosos augurios sobre la
tierra y nadie podía asegurar que de un día a otro no se
entrase en santidad o ardiese en hogueras que se levantaban
contra imaginarios herejes.
Gautier fue abad de Soissons, en la Picardía. Leyendo sobre
él uno imagina placidez tal que no sería extraño oír voces
de querubines en las volutas de rocío de la mañana. Pero la
historia cuenta hechos diferentes. En el sur de Francia,
por los últimos cien años, se prepara una cruzada interna,
en contra de la secta de los cátaros o albigenses. Los
relatos de horror de esta -como todas- guerra absurda llena
nuestra imagen de la región de voces de espanto y no de
ángeles cantores.
12/4/06

Publicado en Lecturas (Los Tiempos/Cochabamba), abril 2006

Imagen: La muerte del usurero y del mendigo/De un libro de Gautier de Coincy, c. 1260

No comments:

Post a Comment