Thursday, May 2, 2013

Nikolai Dukhonin/Años soviéticos

Claudio Ferrufino-Coqueugniot

N. Dukhonin (1876-1917), último de los comandantes del ejército zarista.


Rusia está gris. Sobre la vieja estación de Finlandia el viento barre las hojas de noviembre.


El joven general observa a los soldados. Ellos miran el futuro de Rusia que camina con pesadas botas, esperanzantes y sangrientas. Brillan las medallas pero no hay luz de verano que las dore o las platee más. Las velas tiemblan; en el aire habita el miedo. 


Petrogrado inmundo, de esmirriados humos y hambre de pobres. Ciudad donde el río es calle o el río es agua. Frío. Los iconos han perdido sus ojos de interés.

Dukhonin piensa todavía en Alemania, en la guerra. Está dormido en la historia; en bailes, sables y héroes. No cuenta el furor de las masas.


Lo detienen. Le ordenan trasladarse de sus cuarteles a una prisión de Petrogrado. Mientras se prepara, unos brazos lo bajan del tren. Los soldados revolucionarios lo bayonetean y lo aplastan con los pies. Dukhonin, mejor que nadie, ve antes de morir aquellas botas sangrantes de la Rusia que asoma, sin esperanza para él.


_____

Publicado en HOY (La Paz), 24/05/1992

Foto: Dukhonin


2 comments:

  1. por una voraz lectriz de los primeros tiempos bolscevicos es un buena sorpresa.
    fiore

    ps desculpe mi cattivo espanol ,( soy italiana)

    ReplyDelete
    Replies
    1. Se entiende todo, Max, no te preocupes. Y gracias por leerme. Un abrazo.

      Delete