Monday, November 4, 2013

The Wild Side, recordando a Lou Reed

Claudio Ferrufino-Coqueugniot

Francine bailaba desnuda. Cantaba: “take a walk on the wild side”, y hacía movimientos con las manos. Botellas de vino sobre el mantel. Rojas manchas. Las ventanas de aquel apartamento interior llevaban modestas cortinas. En la parte delantera del edificio las hordas adenistas vitoreaban quién sabe qué. Lou Reed se repetía a sí mismo. Fantasmas de colored girls coreaban chuchu, chu chu, y no sé si la música inventaba aquella mujer, o de los labios de Lou Reed, tirados hacia delante, crecía un sexo profundo y húmedo como la muerte.



____
Publicado en el blog Hay vida en Marte, 02/11/2013

Imagen: Anton Emanuel Peschka/Semidesnuda reclinada, 1925

No comments:

Post a Comment