Friday, June 10, 2011

En el Chelsea Hotel/CUADERNOS DE NORTEAMÉRICA


Claudio Ferrufino-Coqueugniot

Nueva York.

Janis Joplin levanta los brazos en la entrada del hotel.


El frío hace pilares violetas. Ella, Janis, sonríe, y ya no importa que Leonard Cohen le diga que la recuerda, porque ya está muerta y sin más los púrpuras pantalones de esta noche. Su habitación sigue allí; y la de Dylan Thomas; y la de Sid Vicious.


Es el hotel de los muertos. De páginas y pinturas. Paredes de arte. Así lo siento, yo que abro un libro en su vestíbulo, seguro mientras Nueva York no me encuentra.


Jenny, Delia y Claudio tenemos una pieza. La ventana da al patio trasero de otro edificio y a unas escaleras. Adentro, la baranda negra de las gradas sube y baja en espiral. Tanto que busco fantasmas sin hallarlos, aunque sé que en uno de los cuartos Bob Dylan escribe "Sad-Eyed Lady of the Lowlands".


_____

Publicado en Opinión (Cochabamba), 30/8/1991
Publicado en Presencia Literaria (Presencia/La Paz), 22/9/1991

Imagen: Toma nocturna de la fachada del hotel

No comments:

Post a Comment